Download A Handbook of Commercial Correspondence by A. Ashley PDF

By A. Ashley

A complete consultant and connection with advertisement writing.

Show description

Read Online or Download A Handbook of Commercial Correspondence PDF

Best spanish books

Citas de Osama Bin Laden

This quantity of quotations includes Bin Laden's perspectives on subject matters together with the conflict in Iraq, ladies, the yankee humans, medicines, a number of Al Qaeda assaults, the intercourse exchange within the U. S. , George Bush, invoice Clinton, Israel, Saudi Arabia and Nuclear guns.

Extra info for A Handbook of Commercial Correspondence

Example text

Alguien que le guardara rencor desde hacía tiempo? No se le ocurría que nadie fuera capaz de esperar quince años. — ¿Necesita algo? La auxiliar de vuelo se acababa de pintar la sonrisa con el pinta- Página 31 de 394 Gregg Loomis EL SECRETO DE PEGASO labios. Lang sacudió la cabeza: —Estoy bien, gracias. No era cierto, desde luego. Apartó de su cabeza el recuerdo de Janet y Jeff, como un padre envía a jugar fuera a unos niños díscolos. Pensar en los dos ataúdes metálicos que viajaban en la bodega del avión, no lo ayudaría a dormir.

Perdona, Francis —dijo—. Estoy hecho polvo. Si el sacerdote se había ofendido, no lo demostró. —Es comprensible, Lang, y también comprendo lo que estás pensando, pero ¿no es mejor dejar que se haga cargo la policía francesa? Lang resopló con desdén. —Es fácil decirlo. Para ellos sólo son dos homicidios más. Quiero justicia y la quiero ya. Francis lo analizó por un momento con sus grandes ojos castaños, que parecían leerle los pensamientos. —Que hayas sobrevivido a una ocupación peligrosa no significa que estés cualificado para localizar a quienquiera que haya hecho esto.

Había pasado la velada con el padre Francis Narumba. Habían cenado en la Taberna de Manuel, un bar funky frecuentado por estudiantes, políticos y la autoproclamada intelectualidad local, que se jactaba de tener una colección cálida aunque bastante cutre de reservados de madera y taburetes gastados. Aunque la comida nunca era demasiado buena, y el ambiente era peor, era un lugar en el que, un sacerdote negro y un abogado blanco, podían discutir en latín sin llamar la atención. Lang y Francis hacían campaña por su cuenta para mantener viva la lengua de Virgilio y Tito Livio.

Download PDF sample

Rated 4.43 of 5 – based on 29 votes